Enric Sala, ecologista marino, y uno de los reconocidos conferencistas motivacionales españoles asi como lo son las charlas de victor kuppers, nos comparte un plan audaz con el se supone es posible salvaguardar alta mar, ya que este se trata de uno de los últimos lugares que aún quedan salvajes en nuestra tierra, y que se encuentra fuera de la jurisdicción de algún país, esto a través de la creación de una reserva marina enorme con la que se cubrirán dos tercios del océano del mundo. 

¿Por qué es de gran importancia que protejamos el alta mar?

La pesca está sucediendo mucho más rápido en relación a la capacidad con la que cuentan los peces para repoblar nuevamente los mares, lo que ha convertido a nuestros océanos en zonas muertas. Ante ello, el ecologista presenta un plan radical con el que se podría salvar a los océanos, y en simultáneo potenciar la industria pesquera. Su propuesta se basa en la creación de una reserva marina gigante que abarque dos tercios de la superficie de los océanos, con ello se restauraran los beneficios tanto ecológicos, como económicos y sociales del mar.

La industria pesquera española no se encuentra en las mejores condiciones 

Mundialmente España se reconoce como el líder europeo en lo que respecta al volumen de capturas, según una charla motivacional victor kuppers, mientras que es el quinto consumidor a nivel mundial, pero cabe destacar que su ingesta de pescados y mariscos ha caído durante los últimos años.

Una de las características resaltantes de este sector en el país es que siempre ha sabido aprovechar la amplitud de posibilidades que le ofrece el mar, que vale destacar son más de 7.905 km de costa, con una gastronomía donde su excelente pescado, que en general resulta asequible para todos los bolsillos, se convierte en el protagonista habitual como lo es una conferencia victor kuppers 2021. 

De manera que, no resulta extraño que España posea no solo la posibilidad de contratar conferencista victor kuppers motivación, sino que además posee la industria pesquera líder de toda Europa debido al  volumen de capturas, que se remonta a un 20% del total. 

Tan solo en 2016, la flota española llegó a capturar 898.333 toneladas de pescados y mariscos, donde la facturación en primera venta, al precio que son vendidas en las lonjas, supuso una facturación de 2.043 millones en 2015.

En relación con la capacidad pesquera, esta se encuentra en paralelo, pues la flota española también es la mayor, representando el 23,6% del total y ocupando el tercer lugar de la flota comunitaria en número de barcos, lo que equivale a 9.299 buques del total de 83.780 que pueden ser registrados en toda la Unión Europea, aunque no todos se encuentran faenando en las aguas europeas.

Se ha experimentado un continuo ajuste en el sector pesquero español desde la entrada de España en la Unión Europea en 1986, mediante una reducción paulatina tanto de lo que es el número de barcos, como del arqueo en los diferentes caladeros y en todas las artes. 

Contando con alrededor de 33.288 tripulantes en 2015, España generaba el 22% del empleo pesquero de la Unión Europea. Ante tales cifras, se calcula que por cada empleo de tripulante son generados otros cinco extra en el conjunto de la industria derivada, y esto generalmente sucede en aquellas zonas geográficas donde la pesca resulta prácticamente la única actividad económica, con lo que tiene. 

Sin embargo, el consumo de pescados y mariscos españoles per cápita se resintió durante los años de crisis, por lo que continuó registrando descensos durante los últimos ejercicios. En 2015 cayó un 3,1% en relación con el año anterior; en 2016, su retroceso fue suavizado a un 1,6%.