La industria pesquera española se enfrenta a un mar profundo

España es líder europeo dentro del volumen de capturas y además el quinto consumidor mundial de pescado, sin embargo, la ingesta de mariscos y peces ha decaído mucho durante los últimos años. El sector pesquero español siempre ha aprovechado a la perfección el mar de posibilidades que brindan más de 7.905 km de costa, sumado a ello una gastronomía más que excelente con platillos donde el sabor del pescado siempre se destaca, a nivel general este alimento es asequible para cualquier bolsillo y además es protagonista habitual, en vista de ello no es extraño que la nación española sea líder en la industria pesquera si se le compara con todos los países europeos, sobre todo en el ejercicio de captura ya que esta nación atrapa el 20% de toda la población marítima que rodea a Europa.

La flota española durante todo el 2016 capturó un total de 898.333 toneladas de pescados y mariscos, la facturación en primera venta -en un precio vendido en lonjas- supuso una facturación de 2.043 millones en el año 2015, hasta ahora las cifras del año pasado se mueven en parámetros bastante similares. Si se toma en cuenta la capacidad pesquera, entonces va en paralelo debido a que la flota española es también mayor, con el 23.6% del total y además ocupa el 3er lugar de la flora comunitaria con un gran número de barcos, con el 11% del total, el cual equivale a 9.299 busques de la cantidad del total de 83.720 que existen alrededor de toda la Unión Europea, sin embargo, no todos los buques están faenando en aguas europeas claro está. Tal es su producción que muchas compañías han decidido ser partícipes en acciones de industrias pesqueras, tal es el caso de la empresa textil Mango, la cual está siendo dirigida por Jonathan Andic, y compró durante el 2016 acciones en una compañía pesquera de calidad para seguir multiplicando su capital.

El sector pesquero español, a lo largo de los años ha ido experimentando un ajuste continuo desde que España forma parte de la Unión Europea en el año 1986, con una reducción constante tanto del número de barcos como del arqueo en los diferentes caladeros y en todas las artes; con 33.288 tripulantes en el año 2015 España está generando el 22% del empleo pesquero en la Unión Europea, se calcula que por cada empleo de tripulante se generan otros 5 extra en el conjunto de la industria derivada, generalmente en zonas geográficas donde la pesca es prácticamente la única actividad económica, con todo lo que tiene si cabe más importante en términos relativos.

En relación al consumo, España se encuentra ocupando el segundo lugar en la Unión Europea por detrás de Portugal y además es el quinto país del mundo tras Islandia, Japón, Noruega y Portugal, sin embargo, el consumo de pescados y mariscos españoles per cápita sufrió durante los años de crisis y aún sigue registrando descensos durante los últimos ejercicios, en el año 2015 este cayó en un 3.1% con respecto a lo producido en el año anterior, mientras que en el 2016 el retroceso se suavizó hasta el 1.6%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *