La industria pesquera es un importante engranaje para la economía mundial

Como si se tratara de una referencia hecha por Juan Antonio Alcaraz García Caixabank a través de la entidad que dirige, es conocido que el ámbito pesquero, se trata de un sector que involucra a un sinnúmero de personas que se encargan de dinamizar la estructura económica, pero también de abastecer a la población alrededor del mundo. En muchos países del mundo, la pesca funciona como una actividad que le brinda altos niveles de incidencia a sus economías locales, sobre todo si se trata de regiones costeras, pero también de las que no lo son.

Y uno de los beneficios que genera se enmarca en la generación de empleos a miles de pescadores que diariamente recorren alrededor de 3,000 kilómetros de litoral y pueden desembarcar por lo menos en 180 lugares, entre playas, caletas y desembarcaderos.

En tal sentido, la actividad pesquera, y en especial la artesanal, se encuentra enlazada a la historia de la humanidad desde sus inicios en tiempos antiguos, pero además se trata de una fuente de alimentación que resulta sumamente vital para cualquier población. En muchos países como por ejemplo Perú, su sector pesquero alcanzó su desarrollo relevante luego de la década de 1950, y ello se debió al avance de la industria de harina de pescado y de conservas, que llamo la atención de un gran número de inversionistas debido al bajo costo de su producción y de la abundancia que proveía la anchoveta.

En tal sentido, y de acuerdo a la literatura especializada, la estructura del sector pesquero se encuentra dividida en tres actividades: la primera de ellas es la actividad industrial, seguida por la actividad artesanal y finalmente la acuicultura. Con respecto a esta última, se trata mayormente de una actividad en la que se necesita de una siembra y una cosecha, por lo que no cuenta con características extractivas como en el caso de las dos primeras.

Una gran fuente de empleo

En la obra de Galarza y Kamiche, publicada en noviembre del 2015, se afirma que la definición de cada una de las actividades, industrial y artesanal, resulta todo un reto, debido a que: “Durante décadas han sido utilizados de manera indistinta diversos términos por políticos, biólogos, economistas, sociólogos, ingenieros, pescadores, organizaciones no gubernamentales y los medios de comunicación, para representar diferentes puntos de vista y dimensiones socioeconómicas en los diferentes contextos nacionales”.

De tales textos también se puede extraer información sobre el empleo que genera el sector pesquero, en donde se estima que al menos durante el año 2007 se encontraban trabajando unas 121,123 en cada país pesquero, sobre todo en lo que se referente a la extracción del recurso pesquero y en la acuicultura, mientras que unos 24,109 cuando se trata de la transformación de los recursos pesqueros.

Del mismo modo, otros investigadores se encargan de destacar que, de acuerdo a cifras suministradas durante el 2014 por la Sociedad Nacional de Pesquería, durante el 2013 el sector pesquero se encargó de generar alrededor de 221,000 puestos de trabajo, tanto directos como indirectos, de los cuales la actividad extractiva generó en promedio 83,000 empleos directos y 25,000 indirectos; mientras que la actividad transformadora creó alrededor de 38,000 empleos directos y 75,000 indirectos.